Artículos de Interés > Tecnología para combatir la propaganda terrorista en la red


Fuente: Revista Xtrem Secure

Por Adam Hadley, Director del proyecto Tecnología contra el terrorismo

Cuando la noticia apareció en distintos medios -especialmente británicos- parecía un chiste, pero no lo era. El ISIS estaba buscando community manager a través de varios anuncios en redes sociales. Y sus técnicas de reclutamiento no eran ni mucho menos propias de unos bárbaros anclados en el medievo, que era la imagen más recurrente utilizada en los medios de comunicación cuando se hablaba de los terroristas islámicos. Una simplificación en la que la prensa suele caer cuando se enfrenta a problemas complejos.

Porque estos bárbaros (en este adjetivo no hay posibilidad de equivocación, los hechos hablan) fueron desde el comienzo muy conscientes del poder de Internet y de las oportunidades que les ofrecía. Un documento del Instituto Español de Estudios Estratégicos titulado Los Community Managers del terror: la propaganda online de ISIS y su ofensiva sobre Irak analizaba este fenómeno que, en un principio, pilló incluso por sorpresa a los servicios de inteligencia occidentales. David Barrancos, autor del artículo, escribía: “El éxito de la ofensiva de ISIS sobre Irak se debe en gran medida a una cuidada estrategia en el ámbito económico, social y mediático. Esta última ha sido particularmente revolucionaria (…). En primer lugar, sus contenidos se han profesionalizado, pues muchos de sus militantes proceden de Occidente y tienen conocimientos de diseño gráfico y cine. En segundo lugar sus técnicas de comunicación siguen los patrones de empresas e instituciones de Estados Unidos o Europa, sus militantes dominan los lenguajes de las redes sociales y saben explotarlos de manera creativa y efectiva. Gracias a ello, ciudades enteras se rinden a los pies de ISIS, musulmanes radicales de Occidente se interesan por la organización, e incluso se unen a sus filas, y en definitiva, el Estado Islámico se está convirtiendo en el referente internacional de la yihad”. Durante varios años el Estado Islámico orquestó campañas de reclutamiento con vídeos en YouTube, se financió con merchandising vendido a través de tiendas online en Facebook y orquestó campañas de propaganda en Twitter, recurriendo incluso al robo de cuentas inactivas en esta red social para amplificar el alcance de sus mensajes.

Aunque el gobierno de Estados Unidos asegura que el ISIS ha sido derrotado, muchos analistas internacionales argumentan que el terrorismo islámico reaparecerá con otra de sus caras. Y tendremos que estar preparados para combatirlo. Esa es precisamente la función de Tech Against Terrorism, una iniciativa lanzada y apoyada por Naciones Unidas que trabaja con las compañías tecnológicas para combatir el uso terrorista de internet y promover el respeto de los derechos humanos. Su trabajo se articula alrededor de tres ejes: divulgación, intercambio de conocimientos y apoyo práctico. En esta última rama, Tech Against Terrorism ofrece ayuda a las empresas de tecnología para combatir el uso que grupos terroristas hacen de Internet, gracias a un equipo interdiscipinar formado por expertos en la lucha contra el terrorismo y desarrolladores. Adam Hadley, director de este proyecto, reconoce la dificultad de su tarea, pero también se muestra orgulloso del trabajo que realizan: “hay mucho contenido peligroso en Internet, pero no debemos tener miedo en contrarrestarlo, en inventar nuestros discursos”. Y es que, aunque Hadley no lo diga, hay otra certeza que ayuda a la esperanza: por muy difícil que se ponga la cosa, los buenos somos más…

 
 
 
Regístrese Hoy - Llame: +593 2 6040806  I email:
pr@ipusergrouplatino.com
Derechos Reservados - IP UserGroup© 201844