Artículos de Interés > Estudio sobre la llegada del IoT a la seguridad comercial


Por Anna Sliwon-Stewart, Analista de Investigación de Mercado, IHS Markit.

El mundo de los dispositivos de seguridad conectados ya no se refiere solo a los sistemas residenciales. Los avances en las tecnologías de Internet de las Cosas (IoT) prometen mejorar la gama de vías de comunicación disponibles para el intercambio de datos en los sistemas de construcción.

La adopción de protocolos de comunicación IoT en sistemas de alarma contra intrusos aumentará el número promedio de sensores conectados a cada sistema y podría promover el despliegue más amplio de sensores inalámbricos en instalaciones comerciales. Como resultado, el volumen de envíos de sensores inalámbricos de seguridad profesionales aumentará a una tasa de crecimiento anual compuesta del 6 por ciento durante el período 2018-2023, pronostica IHS Markit.

Recientemente, la industria de las telecomunicaciones ha realizado esfuerzos para desarrollar redes alternativas para ayudar a resolver problemas como la contaminación de la señal, el alcance insuficiente, el consumo de energía, la capacidad y el costo de los dispositivos que se conectarán a estas redes.

La banda estrecha acelera la conectividad IoT
Para ayudar a enfrentar este desafío de comunicaciones rápidamente, las compañías de telecomunicaciones han dedicado parte de su infraestructura de comunicaciones del Sistema Global para Móvil (GSM) a tecnologías adecuadas para IoT llamadas IoT de banda estrecha (NB IoT): CAT-NB y LTE-M. CAT-NB y LTE-M son dos protocolos adecuados para IoT que operan como parte de las redes móviles existentes, lo que permite a los proveedores de servicios ofrecer conectividad IoT inmediata a sus clientes.

Sin embargo, los costos de implementación de NB IoT son bastante altos en comparación con otras redes de área amplia de baja potencia (LPWAN) y, por lo tanto, pueden no ser la mejor opción para instalaciones de un solo edificio. Además, debido a que NB IoT utiliza las redes móviles existentes y sus frecuencias, aún enfrenta los mismos desafíos de penetración de señal débil en edificios con paredes gruesas o instalaciones subterráneas.

Las redes de área amplia y baja potencia se unen al IoT
Las LPWAN, como LoRaWAN y Sigfox son las dos alternativas más populares que funcionan junto con las frecuencias 3G, 4G y 5G. Cada uno tiene características específicas que los hacen adecuados para aplicaciones de IoT en áreas urbanas o rurales. Estas redes permiten configuraciones públicas y privadas que pueden ser más adecuadas para instalaciones específicas. También permiten a los propietarios de redes personalizar las comunicaciones y las medidas de seguridad de acuerdo con sus requisitos específicos. Además, las señales enviadas a través de dichas redes pueden ser más resistentes a la interferencia; LoRa, por ejemplo, envía las señales a través de un espectro de frecuencia más amplio.

La llegada de la conectividad IoT avanzada en las instalaciones de alarmas comerciales contra intrusos significará que los sensores inalámbricos finalmente pueden implementarse a una escala mucho más amplia. Esto se debe a que la duración de la batería, el alcance y el mantenimiento de dichos sistemas serán mucho menos intensivos en mano de obra.

Además, la distancia desde el panel de control principal puede representar un desafío para la comunicación confiable del dispositivo. Los protocolos LPWAN ayudan a eliminar este problema sin la necesidad de repetidores de señal adicionales. Dichos sensores, incluso si se implementan con el propósito específico de proporcionar detección de intrusos, estarán listos para su uso en la configuración de un edificio inteligente sin cambios sistémicos adicionales.

Los costos de implementación ultra bajos permitirán a los usuarios finales conectar más dispositivos inteligentes a un costo menor que agregar dispositivos ZigBee / Z-Wave. El costo de agregar módulos LoRa LPWAN al panel de control de intrusión es mínimo, a US$5, mientras que un módulo Z-Wave agrega alrededor de US$50.

Los obstáculos
Una de las barreras clave que pueden evitar la adopción de tecnologías IoT puras en instalaciones de alarma contra intrusos es la regulación. Si bien la tecnología Z-Wave recibió una certificación UL en 2017, ninguna de las otras tecnologías específicas de IoT lo ha hecho todavía.

Los riesgos de ciberseguridad también deberán examinarse cuidadosamente y diseñarse a partir de la arquitectura del sistema. En el caso de redes privadas de IoT, la responsabilidad de la continuidad, mantenimiento, reparación y seguridad de la red recaerá en el propietario de la red. Esta responsabilidad requerirá el empleo de miembros del personal con experiencia relevante.

Esta puede ser una actividad que requiere demasiado esfuerzo para los desarrolladores de edificios, fabricantes o proveedores de servicios. Por lo tanto, las empresas que deseen utilizar los servicios de red IoT para sus edificios conectados deberán utilizar los servicios de los proveedores de redes móviles o trabajar con los desarrolladores locales de la red IoT.

 
 
 
Regístrese Hoy - Llame: +593 2 6040806  I email:
pr@ipusergrouplatino.com
Derechos Reservados - IP UserGroup© 201844