Header Graphic
Artículos de Interés > El potencial impacto del coronavirus COVID-19 en la seguridad


El estudio de memoori Research analiza el impacto que puede sufrir la industria de la videovigilancia ante la COVID-19. A continuación el análisis:

El mundo se está acostumbrando a una nueva "palabra C", COVID-19. Menos de una cuarta parte del camino hasta 2020 y la pandemia global ya nos tiene evocando recuerdos "cariñosos" de un momento más simple en 2019; cuando solo tuvimos que enfrentar incendios forestales catastróficos y el cambio climático.

Todavía estamos en la fase inicial de esta pandemia y esperamos que nuestros esfuerzos colectivos a nivel mundial en los próximos 6 meses detengan su avance rapaz. Pero a qué costo para la economía mundial, y para los fines de este artículo, ¿qué costo tiene para la industria de la seguridad física?

El valor total de la producción mundial de productos de Seguridad Física a precios de fábrica en 2019 fue de US$34.31 mil millones, lo que estimamos fue un aumento del 8.5% en 2018. Nuestro análisis en los últimos 5 años estima que el mercado creció más del 7% por año. Y con el tiempo, la industria ha demostrado ser robusta, impulsada por las fuerzas consistentes del aumento del terrorismo y la delincuencia mundial.

Sin embargo, este nuevo ciclo inevitable de recesión ciertamente reducirá la demanda en 2020. Nuestra mejor estimación actual es que el primer trimestre de 2020 mostrará una disminución del 5%, causada por una menor demanda en Asia, y específicamente en China, que es el mercado único más grande para videovigilancia en el mundo. Es probable que sigan caídas adicionales en los próximos 3 trimestres. El pronóstico para 2021 dependerá de cómo se afiancen las medidas para controlar COVID-19. Si la pandemia muestra que está bajo control en septiembre de 2020, las ventas mundiales de equipos de seguridad física podrían volver a crecer en el segundo trimestre de 2021. Después de todo, COVID-19 es un problema temporal y no estructural.

Sobre todo, el brote de COVID-19 obligará a los proveedores a repensar radicalmente cómo operan sus negocios, en particular la resistencia a las externalidades. Paralelamente, habrá lecciones que aprender sobre tener una cadena de suministro más coordinada y resistente. El negocio de videovigilancia depende demasiado de los fabricantes chinos de componentes y OEM. Con muchos de ellos fuera de línea desde enero, ¿qué impacto tendrá eso en el suministro?

Un análisis reciente de IHS Markit sugiere que "la fabricación global se contrajo a la tasa más rápida en más de una década durante febrero ... liderada por una caída récord en la actividad en las fábricas de China".

Como con cada crisis, habrá oportunidades para aquellas compañías de Seguridad que estén preparadas para adaptarse a la nueva realidad COVID-19. Por ejemplo, los lectores de control de acceso que pueden eliminar el contacto físico, como a través de teléfonos móviles, podrían ver un rápido aumento de la demanda. Y es muy probable que se requiera que AI Video Analytics desempeñe un papel importante para mantener el orden en nuestras calles, mientras que los departamentos de aplicación de la ley se están ampliando para cubrir nuevas responsabilidades.

Es probable que los mercados verticales específicos como el comercio minorista, los hoteles y el ocio se vean fuertemente afectados en una recesión. Será el sector público el que tendrá que impulsar la economía mundial con proyectos de infraestructura en transporte, hospitales y educación, y es probable que la industria farmacéutica deba invertir más en nuevas instalaciones para satisfacer la inevitable demanda de medicamentos y vacunas para combatir el virus.

 
 
 
Regístrese Hoy - Llame: +593 2 6040806  I email:
pr@ipusergrouplatino.com
Derechos Reservados - IP UserGroup© International 202044